Go to Top

Claves para cuidar tu equipo de aire acondicionado, por Santi Gala, Jefe del Servicio Técnico de KIP

Ya es primavera y con ella damos la bienvenida a temperaturas más agradables y también a la mejor época del año para poner a punto nuestro equipo de aire acondicionado. 

En Kip, tenemos servicio de mantenimiento de prácticamente la totalidad de las marcas, y ofrecemos condiciones especiales para todos aquéllos que quieren disfrutar de sus equipos a pleno rendimiento durante todo el año. 

Así que sabes que siempre puedes contar con nosotros, sin embargo, si te apetece hacerlo tú tranquilamente o si tienes curiosidad de cómo cuidar tu equipo de aire acondicionado, nuestro especialista y jefe del servicio técnico, te explica el proceso en cinco sencillos pasos: 

Primero: Limpieza del filtro de la unidad interior

La unidad interior dispone de un filtro para recoger impurezas acumuladas por el paso del aire y para mantener la batería de intercambio limpia. Por lo tanto, es fundamental que este filtro se conserve limpio. Si los filtros son de plástico se pueden limpiar con agua (fría) y jabón o con el aspirador.

NO hay que descuidar la limpieza de la bandeja que recoge el agua. Y por supuesto, aunque parezca obvio: Hay que tener mucho cuidado con el cableado eléctrico y las placas electrónicas. Lo más importante siempre es la seguridad. 

En segundo lugar: Inspeccionamos y limpiamos la unidad exterior.

En la parte trasera de la unidad se deposita mucha suciedad de la calle. Esta la podemos limpiar cepillando con mucho cuidado tanto para que la máquina no se dañe como para evitar cortarnos. Pero es importante tenerla limpia, ya que si no se corremos el riesgo de bajar la potencia del equipo e incluso estropear algún componente. 

Siguiendo con este proceso, lo siguiente sería: Comprobar la carga de refrigerante, para verificar que no hay fugas en la instalación; Verificar el estado de los soportes del equipo; y Revisar que todos los elementos de la instalación eléctrica estén bien apretados.

Repetimos: es muy importante ser cuidadoso en realizar todas las comprobaciones para evitar dañar el equipo y no sufrir ningún percance.

De todas formas, si lo que quieres es que tu instalación sea cien por cien fiable lo mejor es que contrates técnicos especializados en mantenimiento. En Kip nos ponemos a tu disposición para que tus equipos funcionen siempre como el primer día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies