Go to Top

Ola de Calor vs. Confort Térmico

El verano de 2015 será recordado como uno de los más calurosos de la historia. Las temperaturas alcanzadas este año han competido con un referente crítico en Europa: el verano del año 2003, recordado por la ola de calor que se cobró decenas de vidas. El pánico desatado entonces hizo que se acabase el stock de equipos de aire acondicionado, incluso que se adoptasen medidas de responsabilidad social como la que se puso en marcha Francia donde daban  ‘refugio de refrigeración’ en farmacias.

Aunque sabemos que ‘el ser humano tiene capacidad de adaptación’  y reconocemos que en el pasado no existían los equipos de aire acondicionado, la refrigeración por aire acondicionado o ventilación se ha convertido ya en un artículo de  primera necesidad, y  ahora,  trece años después, la  ola de calor de julio de 2015 ha vuelto a dejar  vacíos los estantes de aire acondicionado de los centro comerciales. La evidencia es clara: necesitamos la refrigeración para disfrutar de una situación de confort térmico.

EL CONSUMO.

El hecho de que la demanda energética se incremente por el uso de aparatos de refrigeración y/o ventilación, influye directamente en el consumo de energía, fundamentalmente eléctrica. En consecuencia, el que ya consta como el inicio del verano más caluroso de los últimos 40 años, ha disparado el consumo eléctrico, tal como se desprende de los datos facilitados por Red Eléctrica de España (el pasado 7 de julio la demanda eléctrica llegó a los 40.105 MW, la mayor cifra de los últimos cuatro años en verano).

CONFORT A MEDIDA

¿Que hacer para conseguir pasar la Ola de Calor de la forma más confortable posible, sin arruinarnos? La respuesta está en obtener un servicio a medida.

Contar con una instalación adecuada a nuestras necesidades es la mejor opción para conseguir la más alta eficiencia energética, sin renunciar por ello al confort que demandan nuestros clientes, permitiéndoles, a su vez, minimizar su consumo energético y, por lo tanto, reducir sus emisiones de CO2.

En Klimatizaciones, Ingeniería y Proyectos, KIP, apostamos por equipos que desde su fase diseño responden a un mayor compromiso con el confort térmico de nuestros clientes y al mismo tiempo, con el medio ambiente. Daikin, es en este sentido, un buen ejemplo de ello, con la tecnología implementada en el sistema INVERTER que gestiona la potencia entregada según las necesidades de climatización, pudiendo alcanzar un 30% menos de consumo energético.

Además, con tecnologías como ésta,  no sólo se reduce el consumo, sino que logramos los mejores ratios de puesta en marcha y menores niveles sonoros, hay que tener en cuenta que la reducción de la contaminación acústica y las emisiones de CO2 también aaumentan el confort de nuestros clientes.

La tecnología nos acerca al bienestar, a definir el confort a través de nuestras sensaciones. Poder aprovechar todos los recursos que existen es cada vez más sencillo si contamos con profesionales y expertos que nos asesoran y nos ayudan a encontrar con exactitud cuál es la opción perfecta para nosotros.

 

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies