Go to Top

Cuida de tu equipo de aire acondicionado y él cuidará de ti

Puedes decidir qué aire es el tuyo. A qué aire quieres vivir. Pero una vez lo has hecho es fundamental que cuides tu equipo de aire acondicionado si quieres que funcione perfectamente siempre. Tener una climatización perfecta en tu casa es posible y esto lo vas a conseguir bien confiando en el servicio de mantenimiento KIP que te ayude a prevenir los problemas que sobrevienen si no se cuidan los equipos o bien, no descuidando algunos detalles que normalmente podrías pasar por alto si no le dedicas un mínimo de tiempo.

Ahí van algunas recomendaciones:

  • ¿Sabías que los equipos de climatización se basan en un sistema de filtros que eliminan las partículas presentes en el aire? Saber esto es suficiente para mantener los filtros siempre limpios. Más aún si cabe cuando vivamos en un ambiente muy cargado. Entonces los filtros pueden acabar saturando y pueden impedir el buen funcionamiento del equipo que no podrá purificar el aire. Limpiar los filtros es realmente sencillo. Si tienes alguna duda consulta con nuestros asesores de mantenimiento.
  • No le dejes todo el trabajo a un solo equipo. Un buen instalador te recomendará realizar una distribución de equipos en las diferentes estancias de tu vivienda o empresa. La razón es que de esta forma conseguirás mantener un ambiente óptimo en todo momento, ajustando la intensidad de cada aparato sobre la calidad del aire que respiras en cada estancia. Esta es la mejor solución, no sólo para mantener la temperatura estable y aire purificado, sino también para ahorrar costes, diversificando la temperatura.
  • Si el entorno que respiras está limpio y ventilado, estás contribuyendo a que tu equipo de climatización funcione mejor. Llegados a este punto, seguro que tú mismo has sacado tus propias conclusiones. Si evitas el ambiente cargado, consigues que no se acumule la humedad y que la suciedad no haga que el filtrado de tu equipo funcione innecesariamente. Abre la ventana a primeras y últimas horas de día y renueva el aire de tu vivienda.
  • Una vez has ventilado: Cierra las ventanas. De nada sirve que enciendas tu equipo y que dejes abiertas las ventanas. Si quieres que el ambiente de tu casa permanezca libre de partículas y no se contamine, deberás preservarlo cerrando las entradas de aire.

En Kip, tenemos lo necesario para que te despreocupes del mantenimiento de tus equipo y dejes en nuestras manos el buen funcionamiento de tu sistema de aire acondicionado. Contacta con nosotros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies