Go to Top

El aire acondicionado que cuida de tu bebé

Queremos proteger a nuestro bebé a toda costa y eso hace que en ocasiones dudemos de si el aire acondicionado es perjudicial para sus vías respiratorias. ¿Tendrá demasiado frío? ¿Le causará alguna enfermedad?

Lo cierto es que el aire acondicionado, bien utilizado, no sólo no es perjudicial para nuestro bebé, sino que incluso  puede evitarle enfermedades relacionadas con el exceso de calor, además de favorecer el sueño en condiciones de temperaturas altas.

En Kip sabemos que un sistema de climatización adecuado a la vivienda y a las necesidades de cada uno de sus miembros será siempre la mejor opción y la más rentable. Comencemos por recordar que la temperatura recomendable en verano, para todos, es de 25ºC durante el día. Los excesos tanto de frío como de calor pueden producir problemas respiratorios agudos. De hecho, durante el primer año de vida, el bebé tiene unas vías respiratorias muy estrechas y cualquier irritación puede afectar a su respiración normal.

¿Cómo cuidar a nuestro bebé frente al aire acondicionado?

Teniendo en cuenta que la fuente de aire frío nunca debe ir dirigida directamente al pequeño, evitando así enfriamientos que sí pueden llegar a ser graves. De igual forma, para afrontar las calurosas noches de verano, debemos enfriar la habitación donde dormirá el bebé antes de acostarlo y apagarlo justo en el momento de arroparle. La razón es que durante la noche, la temperatura corporal desciende y podría enfriarse.

En cuanto a la humedad ambiental, lo aconsejable es que no supere el 50%, pero que no sea demasiado baja para que no produzca sequedad de boca o picor de ojos, por lo que podemos utilizar bien humidificadores que completen la función del aire acondicionado o bien equipos de climatización que ya contemplen esa función. En Kip le aconsejaremos cuál es el más apropiado para su caso.

Renovar el aire y Mantener los equipos

Cada día es aconsejable renovar el aire y ventilar bien las estancias. Y según las indicaciones de mantenimiento de su equipo de aire acondicionado, debe limpiar y mantener los filtros que a menudo acumulan ácaros,  hongos, polen, etc…. que pueden ser perjudiciales para la salud, sobre todo si se padecen problemas de alergias.

mother and little daughter in the summer park

Vigilar a los bebés también fuera de casa

Es cierto que lo más fácil es controlar la climatización en nuestro hogar, pero no podemos dejar de lado los cambios bruscos que se pueden producir, a menudo de forma inconsciente, cuando llevamos a nuestros pequeños a un centro comercial, al cine, en el coche… Son estos cambios bruscos de temperatura y humedad los que pueden provocar problemas en las vías respiratorias tanto de niños como de adultos. Así que para evitar estos cambios deberemos llevar siempre ropa que compense la temperatura al entrar y salir a la calle.

 

Si necesita una solución adaptada a su caso en particular, no dude en contactar con nosotros. Nuestro equipo de especialistas realizará un asesoramiento completo para su máximo confort.

 

 

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies